Luego de participar activamente en diversos proyectos musicales, el saxofonista decide formar su propio quinteto en el mes de Mayo de 2014. El grupo mixtura elementos del jazz como la armonía e improvisación con ritmos propios de otras músicas como el funk, góspel y blues, todas ellas de raíz afroamericana y con la improvisación como factor común.

La influencia de la música negra es una característica que identifica al grupo. La formación es completada por Tomás Fares en Piano, Rodrigo Agudelo en Guitarra, Sergio Verdinelli en Batería y Juan Manuel Bayón en Contrabajo.


Tiger

Tráfico (ensayo)